[Review] RUSSIA BATTLEGROUNDS, ni el mismo juego se toma en serio

Reseña realizada con una copia de prensa otorgada por el desarrollador

Hay juegos que están diseñados para ser una parodia de otros, algunos incluso de todo un género, y el caso de RUSSIA BATTLEGROUNDS es uno que desde el título da a pensar que no se va a tomar en serio ni a sí mismo, y el solo ver una imagen o el trailer lo deja más que claro. Sin embargo, una cosa es no tomarse en serio y ser una parodia y otra muy distinta es la calidad del producto como tal, y si bien el título de Agafonoff puede verse divertido en el papel, en acción deja mucho qué desear.

Como se puede ver en su página de Steam, una de las etiquetas del juego es «Memes», que si algo ha caracterizado a Rusia en recientes años es la percepción que el resto del mundo tiene de los nacidos en este país y que se deja ver en los innumerables memes que hay de ellos: gente borracha y violenta tomando vodka como si fuera agua, montando osos acompañados de perros y lobos salvajes en las calles; o cada uno de esos elementos ya sea solo o en combinación. Sin duda este parece ser el objetivo del juego, aprovechar este estereotipo, mezclarlo con otros tantos memes y darnos un coctel digno de dárselo a beber a nuestro oso mascota. El problema es que probablemente el oso muera… y sufra.

RUSSIA BATTLEGROUNDS es un juego en línea, y aquí aparece su primer y más grave problema, nadie está jugándolo, después de esperar varios minutos, primero a la expectativa de que apareciera una sala a la cual unirme y posteriormente creando una (a la que nadie llegó) terminé por aburrirme de la curiosa música y seleccioné la opción de enfrentar a los Ultra-bots, personajes manejados por la computadora que te detectan como perros a un trozo de carne fresca y te atacan sin piedad, siempre en grupo.

Cada una de las partidas que jugué terminaba en segundos, porque apuntar a blancos individuales y eliminarlos desde la distancia o al menos dañarlos para dar el golpe de gracia con un botella rota es una estrategia efectiva con el primer par de enemigos, pero después de estos ya tienes encima a al menos cuatro bots más que reduce bastante rápido tu vida. Literalmente el juego tardó más en cargar la partida que en terminar con mi personaje.

El diseño del título está hecho para recordar a DOOM y cómo se jugaba, pero aunque hace un buen esfuerzo el personaje se siente pesado y en lugares con pendiente a veces hay paredes invicibles. El juego promete que subirás de nivel, encontrarás mejores armas, conducirás vehículos, etc., pero lamentablemente no tengo forma de analizar todo esto, primero porque no pude jugar con otros jugadores y segundo porque cuando quise hacerlo contra los ultra-bots ya estaban sobre mi a tan solo unos segundos de empezar, impidiendo que explorara el mapa.

Este juego o te aleja inmediatamente o te obsesiona con el querer desbloquear todos los rangos. Además dice estar en varios idiomas, pero esto no aplica para todo el texto.

Si RUSSIA BATTLEGROUNDS fuera un juego gratuito y/o estuviera en Early Access entendería perfectamente todos estos problemas o en su caso bromas, pero es un título que está en su versión 2.0 y que además cuesta dinero, no importa si es un euro o menos, el título no justifica ser de pago. Esto es algo que no me gusta decir, ya que esfuerzo y tiempo se le ha dedicado para crearlo, pero lamentablemente el juego parece tomarse su papel de parodia excesivamente en serio.

Lo que personalmente más me incomoda es todas las reseñas positivas que RUSSIA BATTLEGROUNDS tiene en Steam, de personas que como tal solo hacen un chiste de sus reseñas y recomendaciones, pero en fin. La verdad es que la única forma en la que recomendaría este juego es como apoyo a un desarrollador independiente, pero como juego no puedo recomendarlo.

Deja una respuesta