[Review] The Town of Light: Aventura narrativa a través de una mirada enferma

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
12,15$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

The Town of Light es el primer título de la compañía independiente italiana LKA, un walking simulator en el que encarnamos a Renée, quien muy joven, en los cuarenta, fue encerrada en el psiquiátrico de Volterra, en Italia, bajo ciertos episodios de esquizofrenia. Nuestro cometido es volver más de 60 años después a aquel edificio, y tratar de descubrir la verdad de nuestro afinamiento a través de los recuerdos, los informes médicos y las páginas del diario de Renée. No será sencillo alcanzar la totalidad de la verdad, ya que recordemos nuestra protagonista tiene esquizofrenia, y muchas veces nos sabremos diferenciar sus delirios e imaginaciones de lo que realmente ocurrió entre aquellas paredes.

Hablar de The Town of Light sin hacer spoiler de su rico argumento no es tarea fácil, por lo que trataremos de evitar su trama más allá de lo necesario. A través de un motor Unity, llevaremos a Renée por la intitución psiquiátrica de Volterra, sus alrededores y edificios, en una reconstrucción magnífica del edificio real. Si, este psiquiátrico existió en el mundo real, y ese es uno de los cometidos de este juego, mostrar al mundo las diferencias y desajustes que implicaba un centro psiquiátrico en aquella época, en plena segunda guerra mundial, con una Italia bajo el mando del Duce Benito Mussolini. Estos centros médicos eran refugio involuntario de cientos de personas, que por una razón u otra acababan aquí metidos, dando igual su condición médica. Personas diferentes al canon medio eran «institucionalizadas«, como se suele decir, acabando con este tipo de centros hasta arriba de criminales e inocentes juntos. Personas con trastornos y otros con una condición diferente en el mismo lugar. Si no entrabas loco, aquí lo estarías para siempre, hablando mal y pronto. Como tal, y la crudeza de los hechos reales en los que esta obra se basa, un mensaje de advertencia al iniciar la historia nos avisa que es una obra de ficción, y nos da un pequeño consejo a todos los que juguemos esta pequeña reconstrucción histórica.

Los documentos históricos no se quedan atrás en esta aventura psicológica
The Town of Light nos avisa y aconseja antes de empezar de lo que vamos a ver

The Town of Light nos trae una aventura psicológica en primera persona, a la que muchos definen como terror psicológico. No hay screamers, ni enemigos que nos asusten, solo el inquietante ambiente vacío de un edificio en ruinas, y la poca información que tenemos sobre lo que es verdad o no son suficientes para darnos una sensación de incomodidad, recorriendo largos pasillos solo escuchando nuestros pasos. De vez en cuando un ruido amenaza en la distancia, y son unos cuantos los segundos necesarios para caer en la idea de que algo se ha caído, como es normal en unas ruinas de este tamaño. El trato al nerviosismo esquizofrénico está muy logrado, y son estos pequeños detalles los que lo demuestran.

El juego se desarrolla en primera persona por escenarios 3D con una correcta recreación del psiquiátrico de Volterra. Su bello arte nos cautivará tanto en interiores como en exteriores, pero es en las otras dos mecánicas donde realmente nos ha enamorado. Las cortas cinemáticas e imágenes de recuerdos se realizarán en unos dibujos a mano, cautivadores a la vez que inquietantes. Otro punto aquí para la representación de una persona enferma. Otras secciones serán jugadas en primera persona, pero con un flashback al pasado en blanco y negro. Estas son las que realmente más nos afectaron, ya que muestran la actividad del psiquiátrico en su completo funcionamiento.

Su arte hecho a mano, aunque inquietante, resulta maravilloso

Técnicamente hablando no estamos ante un juego puntero. La versión física para consolas, la cual hemos utilizado para esta review, incluye nuevos y mejorados acabados gráficos, con opciones gráficas exclusivas de PlayStation 4 PRO. Esto no evita las caídas de frames que se dan en el juego, sobre todo en espacios abiertos, en las que la carga de texturas y el pooping se acentúan a cada paso. Nada que influya en el correcto funcionamiento del juego, pero un poco molestos en ciertos puntos. Probablemente sean derivados de una versión de Unity temprana, a la que no debemos darle importancia. Lo que si que llegó a molestarnos bastante en el gameplay son las tediosas pantallas de carga, las cuales, aunque se limiten a menús y carga de partidas, son demasiado largas para un juego tan corto, alrededor de unas cinco o seis horas parándonos a observar todos los detalles en nuestra primera partida.

Del mismo modo, The Town of Light incluye algunos detalles que nos han parecido muy simpáticos. Entre ellos podemos encontrar la distribución de la luz, que se cuela e ilumina una habitación si abrimos las ventanas. Las puertas no se abrirán del todo si estamos delante, y todo lo puesto sobre el escenario tiene una razón lógica, aunque la mayoría de objetos que podemos examinar no sirvan para nada. El juego está doblado en inglés, alemán e italiano, y en mi humilde opinión quizá sea este último idioma el adecuado para jugar la historia, ya sea por la localización geográfica o el origen de nuestros personajes. Tranquilos, incluye subtítulos en castellano, con los cuales podremos seguir la trama, ya que son perfectos, sin fallos ortográficos ni erratas.

Por último, The Town of Light incluye un breve sistema de decisiones a partir de la mitad del juego, en la que seremos partícipes de lo que Renée piense en el momento de leer unos documentos médicos. Estas decisiones no alterarán el final de nuestra historia, el cual nos reservamos para que lo descubráis vosotros mismos, si no que nos llevará por distintos caminos que nos harán vivir distintas realidades debido a la esquizofrenia de la protagonista. Un punto muy acertado, y uno de los mejores detalles y características del juego. Esto implica un sentimiento de rejugabilidad muy grande, ya que las ramificaciones podrán distribuirse hasta en seis posibles. No solo eso, y es que la consecución de trofeos recae en esto, y es un platino muy sencillo para aquellos arduos coleccionistas de logros.

Nunca sabremos muy bien que contestar, ya que nuestra enfermedad se guiará en base a las elecciones

The Town of Light ya está disponible en PS4 y Xbox One, tanto en versión física como en digital. Sus nuevas características en relación a la temprana versión de Steam incluyen más objetos, nuevas pistas para la banda sonora, mejores entonaciones de los textos, y mejoras en el apartado gráfico. Todas las capturas utilizadas en esta review fueron realizadas in game con una PS4 Slim.

Deja una respuesta