[Review] This War of Mine: Fading Embers – ¿Importa más el arte o la vida?

Responder una pregunta como la del título podría parecernos sencillo a la mayoría de la gente, pero para quienes aprecian el arte, un legado cultural o personal, entre otros, esta pregunta puede tener una respuesta mucho más difícil. Fading Embers, tercer y último DLC del formato Stories de This War of Mine nos enfrenta a esta pregunta a través de las historias de cuatro personas en la guerra de Pogoren, entre Grazni y Vysena.

A nivel jugabilidad y música el juego es lo que ya esperamos del trabajo de 11 bit studios, prácticamente sin cambios; fuera de algunas locaciones, el juego es el mismo que conocemos desde hace años y esto para nada es malo, nos ayuda a enfocarnos más rápidamente en la historia y la moralidad de los personajes.

Este es el punto más grande que tiene Fading Embers, a lo largo de la aventura conoceremos a cuatro personajes, Anja, una mujer huérfana nieta de un artista quien será nuestro personaje principal; Ruben, un sobreviviente de una masacre en un templo religioso que consiguió salvar algunas reliquias de su gente; Zoran, conserje del museo de Pogoren; y Milena, encargada del museo, quien busca desesperadamente por todos los medios conservar la cultura del medio de Vysena.

Anja, Ruben y Zoran serán los personajes que usaremos en la aventura, mientras que Milena es un NPC que nos da encargos y tiene sus propias tareas fuera de nuestro control. Es Milena también el personaje que más insiste en la importancia invaluable y atemporal de las reliquias, objetos artísticos y demás, llegando al punto de decir que valen más que cualquier vida.

En la primera parte del juego solo usaremos a Anja, mientras cuida a Ruben que está herido y enfermo, durante esta primera sección podremos conocer parte de la vida de Anja con su abuelo, y la importancia artística y emocional que tienen los objetos que le heredó. En algún punto Milena nos ofrecerá resguardo en el museo, claro, con todos los objetos relevantes que tengamos, y una vez nos mudemos se nos informará que el ejército de Grazni está destruyendo todos los sitios y objetos relevantes a la cultura de Vysena, intentado erradicar por completo a la civilización. Es por ello que Milena busca con tanto fervor la forma de salvar su cultura.

Pero no todo es tan fácil como resguardar las cosas y buscar la forma de huir de Pogoren, también nos toparemos con distintos individuos que a cambio de ayuda quieren una reliquia y entre los distintos personajes hay posturas muy diversas sobre qué hacer al respecto. Es gracias a estos diálogos y líneas que podemos comenzar a entender como decisiones como estas, en un escenario real, deben ser terriblemente difíciles de tomar. Personalmente, si es para salvar la vida, creo que no hay objeto que valga tanto, pero para muchas otras personas, como Milena, la postura es totalmente opuesta, y aunque no lo comparto lo puedo entender.

La misión de Milena no es egoísta, es hasta lógica considerando que hay un ejército intentando eliminar tu cultura, y lo más triste es que hemos visto situaciones como estas a lo largo de la historia de la humanidad, culturas, religiones, conocimiento, todo eliminado por muchos motivos, que van desde lo nacionalista, la intolerancia, disputas territoriales, religiosas, etc.

Fading Embers nos plantea ese cuestionamiento, y la verdad es que seguramente cada persona tendrá una respuesta propia para ello. Personajes como Ruben no están dispuestos a sacrificar un libro sagrado aunque esto implique salvar a unos niños, mientras que Anja valora más la vida que cualquier objeto, por su parte Zoran entiende el problema pero considera que la decisión de cada objeto debe ser de aquel que sea dueño, y Milena está dispuesta a dar su vida a cambio de salvar el legado de su cultura.

Sin dudarlo Fading Embers es un juego que recomiendo, y dado sus multiples finales su replay value es altísimo, pudiendo tomar distintas decisiones que afectarán el desenlace y destino de los cuatro personajes. Para ti, ¿qué es más importante?

Deja una respuesta