[Review] Tiny Metal, perfecto para iniciarte en el género

Copia de prensa para PC otorgada por el desarrollador.

AREA 35 ha desarrollado una propuesta interesante con Tiny Metal, el problema es que algunas cosas quedan a deber en este juego de estrategia que es una excelente propuesta para quienes se están iniciando en el género. Junto con el publisher UNTIES (propiedad de Sony) el juego de AREA 35 está disponible desde el pasado diciembre en Nintendo Switch, PC y Mac por medio de Steam y PlayStation 4; desde entonces ha recibido algunas actualizaciones que lo han mejorado y que incluso han considerado a jugadores daltónicos, con todavía varias actualizaciones en camino.

Tiny Metal es un juego de estrategia por turnos en el que manejaremos distintas unidades militares tanto terrestres como aéreas, la mayoría serán vehículos pero también hay unidades de infantería, cada una con evidentes ventajas y desventajas. En este aspecto el juego tiene variedad en cuanto a cómo encarar a lo que nos enfrentamos, algunas unidades de infantería serán más efectivas contra vehículos, algunas unidades no pueden atacar a otras, etc., con algunas unidades podremos reclamar terreno más eficientemente y con otras será muy lento o simplemente no se podrá.

Cada unidad en realidad representa un pelotón y la salud de cada unidad se refleja en el número de integrantes del pelotón, por ejemplo, una unidad de infantería con rifles está compuesta por 10 soldados, el perder 40% de salud implica perder cuatro soldados, por lo que el daño provocado en el siguiente turno por nuestros seis soldados será menor que el de una unidad con diez; con unidades de dos soldados, el 40% de daño mantiene a nuestros dos soldados por lo que el daño sigue siendo el mismo; sin embargo intentar evitar el daño a nuestras unidades para que provoquen el mayor posible al enemigo es crucial.

Para ello tendremos algo conocido como Focus Fire, en el que múltiples unidades podrán atacar a un solo enemigo para maximizar daño, créanme que en ocasiones es muy necesario. Mantener un relativo balance de unidades es importante para llevarnos la victoria en sus 14 misiones de campaña y otras 5 misiones ocultas que presentan un poco más de reto. Sin embargo, hay unidades que tienen un mejor balance y son más efectivas en general por lo que seguro tendrán más de esas, en general en mis pequeños ejércitos terminaba con 30-40% de unidades de infantería con rifles (para reclamar terreno), 40-50% de Metals (la unidad más balanceada a mi parecer) y el 10-30% restante de todas las demás unidades.

Además de esas misiones de campaña, Tiny Metal cuenta con casi 60 misiones de escaramuza, mucho más difíciles que las de campaña para quienes nos quedamos con hambre de más, porque el juego es relativamente corto y fácil según su nivel de experiencia con el género de estrategia por turnos. Alguien experimentado podrá pasar las misiones de campaña rápidamente, mientras que un novato podría tener dificultades en algunas que presentan un nivel elevado al inicio (aunque después sean más sencillas). Como podemos crear cuantas unidades queramos mientras tengamos los recursos y la computadora no lo hace, el juego se convierte en un punto más en un tema de aguantar el primer ataque enemigo y después solo abrumarlo por números.

La historia se nos contará, como en muchos juegos japoneses, con dos personajes hablando entre ellos con mucho texto en pantalla, que aun leyendo rápido nos quitará al menos un par de minutos de jugabilidad. La historia empieza sumamente predecible, después tiene un giro interesante. Hablando de las animaciones, estas rápidamente aburren y además toman mucho tiempo, por lo que muy probablemente decidan ir a las opciones para quitarlas y activar una de las dos opciones restantes, sea animaciones rápidas desde el mapa o quitarlas por completo, con la segunda opción me parece que el juego se vuelve más fluido y divertido. El diseño de las unidades tiene un toque chibi pero también es demasiado repetitivo y hace que me pregunté por qué ejércitos de países tan distintos su única diferencia es el color de su uniforme, la pregunta se hace más fuerte cuando en las secciones de diálogo los diseños suelen ser diferentes.

En cuanto al apartado sonoro debo decir que hay algunas melodías muy buenas, pero en general quedé un poco decepcionado. Las actuaciones de voz en japonés durante las escenas de historia son muy buenas, los japoneses tienen talento para agregarle mucha emoción a sus líneas. Lo mismo no se puede decir de las voces durante las batallas, las líneas de los soldados son repetitivas. El sonido de las armas y unidades también es otro punto a destacar positivamente.

Tiny Metal es un juego que para quienes quieren probar el juego de estrategia por turnos, a esas personas se los recomiendo, el juego tiene una dificultad adecuada para alguien que se inicia, y si quedan con ganas de más pueden jugar los mapas de escaramuza y pasar un rato agradable (si bien podría frustrarlos un poco el pico de dificultad entre la campaña y dichos niveles). Para quienes son veteranos del género, la verdad no creo que este juego vaya a ser suficientemente satisfactorio, las misiones de escaramuza probablemente sean lo que más les vaya a gustar, pero el paquete completo es difícil de recomendar para uds. Hay cosas muy positivas en Tiny Metal, otras no tanto y otras lamentablemente quedan debiendo, el gran problema de las animaciones y voces tan repetitivas tampoco ayuda.

AREA 35 sigue agregando actualizaciones para hacer el juego un poco más difícil y agradable lo cual se agradece y siendo honestos el juego ha mejorado como tal, en el futuro se agregará un modo multijugador que sin duda se agradece mientras funcione adecuadamente, actualmente es un juego de un solo jugador.

Deja una respuesta