Cuarto y Mitad de Nostalgia: Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,89$

Hace unos pocos años, cuando el monopolio consolero lo tenían Nintendo y Sega con SNES y Megadrive, respectivamente, Nintendo mantenía una gran relación con la empresa Square Enix, muy conocida actualmente sobretodo por su exitosa saga Final Fantasy, y desarrollaron muchas perlas que no supieron sacar su lustre hasta años después de que esta relación se cortara de raíz al nacer Playstation. Una de estas joyitas este juego de Mario, en el que éste dio un salto cualitativo a combates por turnos y una aventura RPG deliciosa, nada que envidiar a juegos posteriores, y este juego es Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars. En la producción del juego trabajaron en conjunto Shigeru Miyamoto e Hinorobu Sakaguchi, (conocidos por ser los diseñadores de las sagas de, entre otras, de Mario y Final Fantasy, respectivamente).

ARGUMENTO (ATENCIÓN: SPOILERS)

CAP. 1: COMIENZO.

Un bonito día, Peach se encuentra en casa de Mario cuando, en un descuido, Bowser la secuestra (sí, de nuevo hijo…), soltando un grito de auxilio que es escuchado de inmediato por Mario, yendo una vez más a luchar contra su archienemigo por antonomasia. Al llegar al castillo y vencer a Bowser (como siempre…), un temblor sacude los cimientos del castillo y desde el cielo una estrella se parte en siete trozos.

Exor derribará el puente para que Mario no pueda acceder al castillo de Bowser.

Una espada enorme desciende y se clava en el castillo, causando un terremoto que manda a Bowser, Peach y Mario volando por los aires. Cuando Mario cae, se da cuenta de que la princesa no está con él y, al volver al castillo ipsofacto, la enorme espada le dice que ahora que éste es propiedad de un tal Smithy y, tras esto, derrumba el puente, impidiendo el paso al interior del castillo. Mario regresa por donde vino y va al Reino Champiñón para contarle a Chancellor (el Toad mandamás, vamos) lo sucedido. Tras esto, Mario se encuentra con un pequeño ser, el cual andaba persiguiendo a un cocodrilo, desistiendo en el intento y rompiendo a llorar. Cuando Mario se le acerca, él se presentará como Mallow, y le pide a nuestro héroe que lo ayude a atrapar al cocodrilo que le ha robado su preciada moneda, la cual es un tesoro que él alberga, al haber sido heredada de un familiar suyo. El fontanero accede y van tras él. El cocodrilo, conocido como Croco, huye, y Mario y Mallow lo persiguen hasta acorralarlo, el reptil dice que los devolverá la moneda, pero los engaña y, en cambio, lucha contra ellos, provocando que el tándem una fuerzas para enfrentarlo, logrando vencerlo y recuperando la moneda de Mallow.

El nuevo compañero le dice entonces a Mario que debe volver al reino para comprar algo que su abuelo le había encargado. Pero al volver, el lugar entero está bajo el ataque de unos misteriosos enemigos llamados Shysters. Mario y Mallow logran vencer a los que aterrorizaban a los residentes y se dirigen al castillo, donde hay aún más enemigos. Tras llegar a la sala del trono real, el jefe de esta raza, una espada llamada Mack, les dice a sus tropas que esta será su nueva casa. Mario y Mallow luchan contra él para recuperar el aposento y logran destruirlo. Al vencerlo a él y a sus tropas, una estrella azul detrás del trono empieza a reaccionar y Mario consigue atraparla. Sin saber que es esa estrella o qué hacía ahí, Mario y Mallow hablan con Chancellor para contarle todo lo ocurrido y, tras ello, Mallow recuerda que su abuelo le había encargado algo, así que van a la tienda y compra un par de grillos.

Mallow informa a Mario que debe llevar eso a su abuelo, el cual vive en «Tadpole’s Pond», por lo que nuestros dos héroes parten hacia su nuevo destino.

CAP 2: EL ACANTILADO DE LOS MIL PELIGROS.

Mario y Mallow deben bajar por los Kero Sewers para poder llegar con el abuelo de éste. Esas alcantarillas están infestadas de ratas y fantasmas, pero Mallow se tranquiliza diciendo a Mario que el verdadero peligro es un monstruo llamado Belome, que según éste, no deben cruzarse con él nunca. Tras pasar por varios túneles, llegan a un cuarto donde, por desgracia, se encuentra Belome, quién reacciona y lucha contra ellos, tragándose a Mallow, el cual es rescatado por Mario justo a tiempo y, después de una dura batalla, logran derrotarlo.

Mario deberá afrontar miles de batallas contra todo tipo de enemigos con ayuda de varios aliados, entre ellos Mallow.

Nuestros protagonistas notan que hay un botón en donde yacía Belome, el cual debía hacer que la puerta que se encontraba delante de ellos se abriera, escuchándose el sonido del agua. Rápidamente Mallow presiona el botón en el suelo y la puerta empieza a bajar, pero resbala y el agua se lleva a ambos héroes, que empiezan a descender por una larga cascada. Al caer, los dos se encuentran en «Midas River» y, al llegar a tierra, logran avanzar a hacia su objetivo, que es «Tadpole’s Pond». Al llegar, el abuelo de Mallow, Frogfucius, les cuenta que él no sabe nada acerca de la estrella, pero aparte, le revela a su nieto que él no es un renacuajo como creía, ya que no había nacido allí, habiendo sido recogido por Frogfucius cuando éste lo encontró en una canasta cuando era un bebé, y le dice que el debe ir a encontrar a sus verdaderos padres.

Antes de partir, Frogfucius informa al fontanero que deben ir a «Rose Town», donde precisan de su ayuda. Mario y Mallow deben cruzar Rose Way para llegar a Rose Town. Mientras cruzan por la travesía, se encuentran con Bowser y unas cuantas de sus tropas, al cual deciden espiar. Bowser cuenta en líneas generales como su castillo fue tomado e informa a sus tropas que van a recuparlo, marchándose tras dicha declaración.

Así pues, Mario y Mallow logran llegar a Rose Town, donde algunos aldeanos están paralizados debido al ataque de unas flechas que caen del cielo. Los dos buscan refugio y encuentran un hotel donde un niño llamado Gaz está jugando con sus muñecos. Mario juega con él y Gaz saca su muñeco favorito, llamado «Geno», el cual lanza un ataque que golpea de lleno a Mario, dejándolo K.O, lo que provoca que deban pasar la noche allí. Mientras duermen, una pequeña estrella desciende hasta el hotel, entrando en el muñeco y cobrando éste vida. Geno se dirige entonces hacia el origen de donde provienen las flechas, un lugar conocido como «Forest Maze». A la mañana siguiente, Mario y Mallow van a inspeccionar el bosque, ya que el niño dice que vio a su muñeco andar cuando era de noche.

Al llegar al bosque, logran ver a Geno, por lo que Mario y Mallow lo siguen hasta toparse con un enemigo llamado Bowyer, que tiene el aspecto de un arco con piernas y brazos, y que ha sido causante de las flechas que afectaron a los habitantes de la ciudad. Uno de los soldados de Bowyer, Aero, informa que encontró una estrella, similar a la que Mario encontró en el Reino Chmapiñón, pero de pronto Geno aparece y le dice que no puede tomar esa estrella, entablando una lucha contra él. Bowyer logra debilitar a Geno, y antes de que acabe por completo con él, Mario le rescata, uniéndose él y Mallow a la lucha, y entre todos acaban logrando vencer a Bowyer. Al eliminar el obstáculo que lo impedía, Mario obtiene la segunda estrella.

Geno explica a Mario que esas estrellas son trozos de una estrella, y que éstas pertenecen al «Star Road», la cual cumple cualquier deseo de la gente, pero como ha sido destruida por la espada gigante Exor, los deseos no se pueden cumplir, y la misión de Geno es repararla, por lo que así se une a Mario para conseguir las piezas restantes, embarcándose a un nuevo destino: «Moleville».

CAP 3: MOLEVILLE. 

En Super Mario RPG, deberemos pensar muy bien cada movimiento para avanzar.

Mario y compañía llegan a Moleville, donde ven a Bowser de nuevo, aunque con menos tropas de las pocas que le iban quedando, de mal humor debido a que aún no recuperan su castillo, y dice que le dolería mucho si Mario lo viera en tal momento de inferioridad, por lo que entonces ordena a sus tropas retirarse y se van del pueblo. Mario entonces se acerca a la montaña, que en realidad es una mina, y descubre que dos pequeñas niñas se han adentrado en la mina y no pueden salir, por lo que le piden ayuda a nuestro amigo para rescatarlas. Mario accede y entra a la mina, donde deberá enfrentar a varios monstruos. De pronto Mario encuentra un trampolín y decide saltar sobre él, pero estaba dentro de una mina, terminando por golpearse y quedando inconsciente. Cuando éste recobra el conocimiento, ven a Croco, el mismo cocodrilo que tuvieron que derrotar antaño, y van tras él, y al acorralarlo, logran vencerlo y Croco huye dejando caer un explosivo. Mario se adentra en la mina, donde nota que su entrada ha sido sellada por rocas, y un topo, que era el padre de las niñas, le comenta al fontanero que use su explosivo para pasar adentro. Mario decide usarlo y previene al padre de que se vaya a casa, ya que podría ser peligroso un derrumbamiento. Los héroes penetran y ven a un extraño sujeto lanzando bombas a diestro y siniestro, por lo que Mario se enfrenta a él, y el sujeto se presenta como «Punchinello». Este usa bombas para todo, sin embargo, sus ataques no sirven, por lo que se cansa e invoca a su mejor bomba, la cual entonces no aparece. Punchinello se desespera y vuelve a llamarla, y un explosivo enorme aparece, aplastando a su invocador.

Mallow comenta a Mario que si esa bomba estalla, morirán. Desafortunadamente, una roca cae sobre la mecha de ésta, poniéndola en marcha y explotando. Por suerte la bomba no sirvió, y Mario, Mallow y Geno notan que del techo cae otra Star Piece, de color naranja. La estrella empieza a girar y Mario la coge, consiguiendo el tercer fragmento. Entonces recuerdan que deben salvar a las pequeñas atrapadas, y al avanzar las encuentran tratando de mover un carro minero. La hermana mayor se llama «Dyna» y la menor es «Mite». El trío aventurero entonces logra activar el carro y todos se suben. Tras un trecho, las vías se cortan, saliendo volando hacia la casa de los padres de las niñas, los cuales les colman de agradecimiento por salvarlas. Mario y los demás salen y un escarabajo se para sobre el primero, y tres sujetos se acercan diciendo que ese escarabajo es un regalo para «Booster», ya que una chica cayó del cielo y se va a casar con ella. El escarabajo sale volando y los tipos salen tras él. Mario cree que esa chica podría tratarse de Peach, por lo que sale tras ellos.

Mario, Mallow y Geno van a Star Hill a encontrar la cuarta estrella. Allí pueden leer los sueños y deseos de la gente del Reino Champiñón, y encuentran el cuarto fragmento de la estrella, ya que éste se halla sin vigilancia alguna.

CAP 4: SEASIDE TOWN:

Algunos personajes ya conocidos, como Yoshi, también harán su aparición en el juego.

Mario y compañía llegarán entonces a un pueblo llamado «Seaside Town», donde la gente actúa de manera extraña y hablan de un tal «Jhonatan Jhones», por lo que vas a ver al alcalde, al que incluso se le nota una manera de actuar fuera de lo normal, Mario va entonces el navío de Jhonatan, pero primero debe cruzar unas cuevas que todos llaman ¨Sea¨. Mario las cruza y llega al navío del pirata, lugar donde se entera que fue hundido por un calamar llamado «King Calamari», que está encerrado en una habitación del navío que tiene un código llamado ¨PEARLS¨.

Una vez vencido el calamar, Mario y compañía se encuentran a los ayudantes de Jhonatan y luego al mismo, el cual dice que si logra vencerle le dará un fragmento de la estrella, aceptando Mario el combate y saliendo victorioso del mismo. Jhonatan le da la estrella. Mario va a Seaside Town y el alcalde se revelara como «Yaridovich», un miembro de la cuadra de Smithy, y te dirá que si no le das la estrella torturara al verdadero alcalde, no quedándole más remedio al fontanero que dársela sin oposición alguna. Yaridovich huye, pero el pirata Jhones lo detiene diciéndole que la estrella es para Mario, por lo que entonces Yaridovich se convertirá en un robot. Después de vencerlo te dará una llave donde se abre un cuarto para rescatar a todos, dándose cuenta Jhonatan de que anteriormente vislumbró en el cielo un objeto semejante a un gran hacha.

CAP 5: LAND’S END.

Buscando la sexta pieza, Mario y sus amigos viajan a «Land’s End». Después de subir la montaña y la limpieza de la zona del desierto, son incapaces de continuar porque el acantilado que se aparece ante ellos es demasiado alto. Por lo que la búsqueda de un camino alternativo y acaban en los dominios de Belome, donde se encuentran con él de nuevo para una segunda afrenta. El monstruo, hambriento, trata de engullir a los protagonistas, pero ellos de nuevo lo logran derrotar. Después de la pelea, Mario y compañía logran alcanzar «Monstro Town».

En Monstro Town, un ser conocido como «Monstermama» llamará a un conocido suyo, el sargento Flutter, para ayudar a nuestros héroes a subir el enorme acantilado en Land’s End. Ella augura que la sexta parte de la estrella ha de estar en algún lugar en las nubes, ya que no hay lugar en la tierra en el cual no se haya buscado ya dicho componente estelar. Con la ayuda de Flutter y sus aliados, Mario y sus amigos descubren «Bean Valley». En una tubería de este valle de habas, crece una enorme planta piraña, conocida como «Megasmilax». Mario y compañía tienen que poner fin a su estancia allí, con el fin de conseguir llegar a su siguiente destino en la búsqueda del sexto trozo de estrella: «Nimbus Land».

CAP 6: NIMBUS LAND.

Cuando Mario y su equipo llegan a la plaza de Nimbus Land, una personaje llamada Valentina está dando un discurso en un local de los alrededores. Ella dice que su rey se encuentra enfermo y no puede hacer frente a sus obligaciones y, además, un Dodo se presenta como el príncipe perdido Mallow, aunque éste es incapaz de articular palabra y no se parece en nada a un Nimbus, Valentina lo reclama para casarse con ella, lo que la otorgaría el privilegio de ser la reina de todo Nimbus Land y tenerlo bajo su control, yéndose acto seguido hacia el castillo, el cual se encuentra cerrado a cal y canto.

Geno, un muñeco de madera animado, será uno de nuestros aliados más fuertes, capaz de lanzar poderosos rayos.

Aunque Mallow, en un principio, no se da cuenta de que él es el príncipe real, acaba cayendo en la cuenta y se dirigen a hablar con un escultor de la familia real, llamado Garro, para pedirle ayuda en su afán de penetrar en las paredes del castillo, el cual se compromete a ayudar a Mario y Mallow contra Valentina. Mario, para ocultar su presencia, se disfraza como una de las estatuas de Garro, llevándolo él lo hacia el castillo, oculto entre otras estatuas para Valentina. En el interior, Mario escapa de entre las estatuas apenas el Dodo comienza a picotear rabiosamente en las estatuas restantes, quitándose el molesto disfraz de estatua y luchando contra todo lo que sale en su camino a través del castillo, el cual se halla fuertemente custodiado.

En su recorrido por el interior de palacio, Mario y sus amigos se encuentran con un gigante, que resulta ser Birdo, que se encuentra trabajando para Valentina. Después de derrotarla, Mario llega a la puerta de atrás del castillo y cae. Rápidamente se dirige de nuevo a la plaza de Nimbus Land, donde conoce a Valentina y a Dodo. Después de ser derrotado por nuestro valeroso héroe, Valentina caerá a través de las nubes y, sorprendentemente, termina en la torre de refuerzo, tal como lo hizo antes Peach.

Mallow se reunió por fin con sus verdaderos padres, los cuales son los reyes de Nimbus Land, y que dicen que escucharon que un pedazo de la estrella había caído en «Barrel Volcano», lugar que no se encuentra muy lejos de allí. Así, Mario y sus amigos bajan de las nubes, aterrizando a la derecha en la chimenea de dicho volcán. Los héroes se abren camino a través de las candentes trampas de la montaña, teniendo que, poco tiempo después, enfrentar al conocido como «Czar Dragón», el guardián de la sexta pieza que andaban buscando. Después de una lucha tensa, logran derrotarlo, pero resucita y se convierte en una aberración no-muerta, el temido «Zombone». Sin embargo, pese a su temible poder, vuelve a caer derrotado de una vez por todas por el equipo de Mario, aunque cuando éste trata de intentar recoger la parte recuperada de la estrella, les es arrebata en el último instante por los «Axem Rangers».

Cuanto más nos acerquemos a Smithy, más y más enemigos aparecerán.
Los Axem Rangers son cinco miembros de la cuadrilla Smithy, que huyen con la pieza de la estrella a través de Barrel Volcano, perseguidos por nuestro escuadrón de héroes. En la parte superior del volcán, se dirigen hacia la cuchilla, el enorme barco de guerra mencionado anteriormente que no pudo poner bajo su poder Yaridovich, y allí Mario y sus compañeros logran derrotar a los cinco componentes de los ladornes, logrando así recuperar de una vez por todas el escurridizo sexto fragmento.

CAP 7: FACTORY. (FINAL)

Después de reunirse con el rey y la reina de nuevo, éstos ayudan a Mario y los demás a llegar al castillo de Bowser, por medio del «Royal Bus», ya que, como recordamos, el puente fue derribado por la espada Exor casi al principio de la historia, por lo que no tienen más alternativa que llegar así a la fortaleza.

Al llegar al castillo, nuestros personajes caen en la cuenta de que todos los miembros de Bowser dentro de la fortaleza han sido controlados y manipulados por Smithy. Sin embargo, muchos se asustan por su antiguo jefe, Bowser. Mario vuelve a encontrarse de nuevo con el cocodrilo Croco, con el cual esta vez no combatirá, sino que éste le ofrece ayuda vendiéndole variados objetos.

Mario llega entonces a una habitación con seis puertas, de las cuales tiene que superar cuatro. En las zonas de combate, nuestra variopinta cuadrilla puede encontrarse con enemigos como Chester, aunque realmente todos los enemigos en estas zonas son creados por un magikoopa (Kamek).

Después de que se despeje la cantidad necesaria de corredores, Mario avanza y lucha contra el mago. Después de su derrota, éste pierde el control mental y cambia de bando, empezando a colaborar con el fontanero. Croco también aparecerá por cuarta vez ofreciendo sus artículos.

Todo o nada.

Mario llega a la última sala del torreón, dónde al principio del juego se enfrentó a Bowser en las lámparas, aunque esta vez, el enemigo es el «Boomer». Después de Mario y sus amigos lo derroten, éste cae al vacío. La lámpara con Mario entonces es transportada hacia arriba por un Chandeli-ho a la torre más alta. Allí, el equipo de Mario finalmente entra en combate contra Exor, la malvada espada. A pesar de tener férreas defensas, el desgaste que sufre en la batalla acaba inclinando la balanza en favor de Mario, aunque, en última instancia, los absorbe hacia su interior, transportándolos como si se tratara de un portal a la dimensión de Smithy.

Los héroes por fin se enfrentan a Smithy en la fábrica, la cual es su base de operaciones para la invasión del Reino Champiñón. En el universo sombrío, tienen que luchar contra muchos enemigos anteriores por segunda vez y, además, se encuentran con «Count Down», un reloj gigante que está controlado por la campana «Ding-A-Lings».

Los cinco héroes finalmente se encuentran con Smithy en el sótano de la fábrica. Smithy está en constante creación de más armas con su martillo y de la fundición, poseyendo también la séptima y última pieza estrella, la más poderosa de las siete. Hecho una furia, entabla combate contra Mario y sus aliados, sin embargo, pronto cae derrotado. Enojado, rompe el suelo y todos los héroes caen al foso de la fábrica.

Furioso, Smithy se transforma en su forma real para la batalla final. Con su martillo, es capaz de transformar la cabeza en cinco formas diferentes, todas ellos con sus habilidades especiales concretas. Sin embargo, después de una larga y ardua batalla, es derrotado y destruido por el escuadrón de Mario.

QUE APORTA REALMENTE «SUPER MARIO RPG» A LA SAGA «MARIO»:

Super Mario RPG fue un juego que no dejó indiferente a aquel que lo jugara íntegro, una historia original, llena de personajes inéditos y que no han vuelto a aparecer en la saga Mario, dotan a este juego de una de las mejores historias que han podido crear a medida del fontanero.

A decir verdad, Super Mario RPG fue pionero en que las batallas de los juegos de Mario se desarrollaran por turnos, en un estilo digno de Final Fantasy, a los cuales les siguieron las no menos geniales sagas Paper Mario: (Paper Mario, Paper Mario: The Thousand Year Door, Paper Mario: Sticker Star y Paper Mario: Color Splash) y Mario & Luigi: (Mario & Luigi: Superstar Saga, Mario & Luigi: Partners in Time, Mario & Luigi: Bowser’s Inside Story, Mario & Luigi: Dream Team Bros. y Mario & Luigi: Paper Jam Bros.)

Mario nunca dejará de sorprendernos, y este juego lo hizo gratamente, ¿y vosotros qué opináis?

Deja una respuesta