Terra Battle, un universo inspirado en Final Fantasy en tu Smartphone.

Hace tiempo que quería empezar a escribir sobre videojuegos y hoy ‘Pato Gamer’ me ha dado la oportunidad. Para mi primer artículo estuve pensando varios temas y al final me he decantado por un juego que conozco desde principios de año y que me ha mantenido muy entretenido en los autobuses de vuelta a casa.

Un sistema de juego sencillo que viene de la mano de Mistwalker  e Hironobu Sakaguchi, padre  del mismísimo Final Fantasy; un juego con un toque muy personal y una aventura que sin duda disparará tu imaginación.

terrabattle

La historia de Terra Battle se desarrolla en una tierra postapocalíptica, donde los humanos comparten mundo con diferente monstruos, como los hombres bestia y hombres lagarto. Nuestros protagonistas decidirán viajar desde la capital para embarcarse en las profundidades donde reside “El creador”, un ser del que poco se sabe, para pedirles la estabilidad del mundo.

Por supuesto, el juego es freemiun, con micropagos opcionales que no me han sido necesarios usar  por el momento. Los micropagos nos servirán para comprar energías ya que el sistema de juego exige gastarlas para avanzar por las fases, las energías también se cargan cada 4 minutos gratuitamente,  mediante recompensas obtenidas por conectarte al juego diferentes días o compartiendo códigos con tus amigos.

Una vez iniciamos el juego iremos a la taberna donde nos darán los primeros héroes. La taberna servirá en adelante como punto de encuentro para contratar compañeros de diferentes niveles, ya sea con energía o con oro. Aquí también podremos añadir oficios a nuestros personajes o lo que es lo mismo, dotarlos de distintas habilidades, gracias a objetos que debemos recolectar en las batallas.

B0g9K03CIAEf38Q.png large

Accediendo al mapa veremos los niveles por donde hemos avanzado, desde donde también podremos entrar  a la zona de caza, que cambia cada día, y sirve para conseguir objetos especiales, además está la zona del metal donde podremos conseguir experiencia para subir de nivel rápidamente.

En el coliseo podremos participar en eventos especiales que se van actualizando poco a poco, realmente son muy duros y no he participado en muchos pero cuando lo he hecho me ha tenido horas enganchado luchando junto a mi equipo.

Algo muy interesante es que podemos cambiar a nuestros héroes cuando queramos, además de configurar diferentes equipos a nuestro gusto siempre que sea antes de la batalla. En mi opinión, cuando hagáis equipos deberían estar bastante equilibrados ya que el sistema de combate se  basa en una especie de piedra-papel-tijera: el espadachín vence al arquero, el arquero al lancero y lancero a espadachín, además estará el curandero que no tiene mucho ataque físico y que recomiendo proteger a toda costa.

 

El sistema de juego:

Debo reconocer que en un principio este estilo de juego no me agradó demasiado pero una vez le pillas el truco engancha más y más, el sistema es sencillo y te hará pensar rápido. Un tablero con fichas que representan a nuestros personajes bastará para representar la batalla. Olvidaos de animaciones detalladas y alucinantes, no las vais a ver, tan sólo veréis las fichas fluyendo y desplazándose por el tablero, pero creedme, basta para que en tu imaginación veas una batalla espectacular.

Lucharemos contra nuestros enemigos mediante un sistema de pinzas, intercambiando posiciones con tus aliados o formando filas con ellos:

 

También podremos hacer combos alineando a nuestros personajes entre sí o con objetos que aparecen en la pantalla:

 

Como conclusión he de decir que me parece un buen juego pero no más lejos de entretener, no es un juego que te vaya a enganchar tanto como para tener la necesidad de seguir avanzando día a día, ni un juego de los que te vayan a marcar. Eso sí, os garantizo que el rato que paséis jugando se pasará volando. Sin duda la mejor parte del juego es la visual y la sonora. Los personajes muy bien dibujados, los pocos efectos visuales que se usan muy bien justificados y la música realmente buena, así como los efectos sonoros.

¿Contras? Para ser un juego para Android e iOS, es un juego que consume muchos recursos, tanto a nivel de transferencia de datos como del propio teléfono. Digamos que no está bien optimizado en ese sentido y habitualmente hay que estar conectado a internet; cuando yo juego fuera de casa, suelo cargar el juego con la red wi-fi antes de salir para no quedarme sin megas.
Además, es sencillo perder una partida quedándonos rápidamente sin energías, supongo que en un intento desesperado de que lo usuarios acudan a los micropagos

Os dejo para finalizar con el trailer del juego, que lo disfrutéis:

Deja una respuesta