«The Sword of Ianna»: software español para Spectrum en 2017

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
12,15$
¡Oferta!

En España, la época de los 8 bits (allá por los 80) se recuerda como «la edad de oro del software español«, con compañías como Dinamic, Opera o Topo demostrando que había mucho talento dentro de nuestras fronteras, programando juegos para los ordenadores de 8 bits: Spectrum, MSX y Amstrad (y alguno más). Pues bien, hoy en día la comunidad retro de los 8 bits sigue programando videojuegos nuevos para estas máquinas, y entre estos aficionados, Retroworks acaba de lanzar (tras generar gran expectación después de su trailer de presentación) «The sword of Ianna», un videojuego que pone de manifiesto que la comunidad cada vez más le tiene cogida la medida a estos ordenadores.

«The sword of Ianna» (disponible en descarga gratuita para Spectrum y MSX2) nos pone en la piel de Jarkum, un guerrero elegido por la diosa Ianna para devolver la luz a su reino. Para ello, debe viajar hasta la fortaleza de Kashgar y enfrentarse al mal, y de paso encontrar ciertos monolitos que le ayudarán en su misión.

La pantalla de carga en Spectrum es impresionante.

Retroworks sube el nivel con cada nuevo desarrollo. Su anterior juego, «los amores de Brunilda», era una aventura donde la historia tenía más peso, que sorprendía en Spectrum por su diseño y su dimensión (recordad que el Spectrum llegó a tener 128K de memoria máxima). En el caso de «Sword of Ianna» nos encontramos con una aventura de acción en el que debemos abrirnos paso por la fortaleza de Kashgar, un laberinto de puertas a abrir y plataformas a superar, a la vez que eliminamos a todos los enemigos que nos encontramos. Por el camino encontraremos pociones para recuperar nuestra salud, y nuevas armas que podemos utilizar.

Al iniciar una partida, se nos cuenta la historia mediante una introducción

Nuestro protagonista puede andar, correr, saltar y trepar a las plataformas; incluso puede subir de nivel según vamos eliminando enemigos. Que por cierto, serán muy variados: caballeros, momias, magos, esqueletos… en ese sentido el juego deja muy buen sabor de boca. El ritmo de juego es elevado y las animaciones son sorprendentemente buenas, y todo sin dejar de lado el colorido de los gráficos (el Spectrum no se caracterizaba precisamente por manejar bien el color). No es arriesgado decir que supera en muchos casos a las grandes producciones profesionales de la época.

Ojo con este enemigo. La momia no nos pondrá las cosas fáciles.

Estos nuevos desarrollos para 8 bits ponen de manifiesto varias cosas: la primera, que los gráficos no son lo más importante en un videojuego; y por otra parte, que aunque la vida comercial de estas máquinas haya terminado, siguen siendo interesantes para los desarrolladores, aunque sea de manera amateur. Parece increíble que en el año 2017 sigamos sorprendiéndonos con un hardware tan básico, pero así es; gente como Retroworks (o los Mojon Twins, otro grupo que nos regala nuevos videojuegos cada poco tiempo) no dejan que los ordenadores con los que muchos empezamos, mueran del todo. Y con videojuegos como «Sword of Ianna», parece que tardará en ocurrir.

Si estáis interesados en obtener una copia física del juego, hace muy poco se ha confirmado que no se van a aceptar más encargos (debido al volumen recibido y a que se preparan de manera manual). Sin embargo, es posible que en alguna feria retro encontréis a los propios desarrolladores con copias físicas disponibles para comprar (no se ha confirmado nada, pero nunca se sabe).

Deja una respuesta