Una IA gana por primera vez a un jugador de DOTA 2

¡también somos tienda de videojuegos y accesorios retro! mira 👇👇

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
11,77$
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

«Hemos creado una IA que gana a los mejores jugadores del mundo de DOTA 2». Esta frase puede leerse en la página web de OpenAI, una fundación sin ánimo de lucro financiada por Elon Musk (director de Tesla Motors, y co-fundador además de PayPal, SpaceX e Hyperloop). Esta IA ha tenido la oportunidad de lucirse en «The International», una competición mundial donde 18 equipos (de personas reales) se han batido el cobre.

Al final del evento, se disputó una partida especial. Danil «Dendi» Ishutin (jugador profesional de DOTA 2 y youtuber) se enfrentó al bot diseñado y entrenado por OpenAI. Para sorpresa (o no) de todos, la IA ganó al jugador con facilidad. Dos veces.

Los jugadores estamos acostumbrados a jugar contra bots, pero esto es de otro nivel. Los creadores han entrenado a este avanzado bot en el modo competitivo (es decir, en partidas 1v1). Lo curioso es que este entrenamiento se suele hacer con partidas grabadas, es decir: partidas reales de jugadores reales, para que el bot se enfrente a ellos, y aprenda todos los patrones posibles a fin de entender las reglas y saber contraatacar. Pero en este caso no ha sido así: el bot ha entrenado consigo mismo. Aprende y juega de la misma manera que los jugadores lo hacemos, desde cero.

Greg Brotman, co-fundador y CEO de OpenAI, lo describe así: «no hemos implementado ninguna estrategia, no hemos hecho que aprenda de humanos expertos, desde el mismo principio, sigue jugando contra una copia de sí mismo. Empieza con jugadas totalmente aleatorias y va haciendo pequeños avances, y finalmente, adquiere un nivel pro«.

Esto supone una innovación muy importante, ya que normalmente la experiencia en bots y programas similares se obtiene siempre de experiencia real generada por jugadores reales. Las implicaciones van más allá de los videojuegos. Que una IA sea capaz de, por sí sola, aprender unas reglas y aprender a ganar, hace pensar hasta dónde sería capaz de llegar la AI. Como comentan en geekwire, «hay que observar el vídeo para ver cómo juega la IA, y entonces imaginarse que está controlando un sistema armamento en la vida real«.

Puede parecer alarmista, pero personalidades como Elon Musk, Stephen Hawking y Steve Wozniak (co-fundador de Apple) han visto en esto un peligro y han firmado una carta para evitar una carrera armamentístia de IAs. Según Elon Musk, esto prueba que debemos temer el avance de la IA «más que Corea del Norte«. Esperemos que todo esto se quede en el terreno de los videojuegos.

Deja una respuesta